Los pacientes que deben ser sometidos a cirugía de la vesícula biliar son aquellos que han tenido síntomas, es decir, el llamado cólico biliar. Lo ideal es que la persona sea operada ante ésta manifestación inicial pues ello permite que la cirugía sea planeada.

Una vez se presentan síntomas de colelitiasis, la posibilidad de que recurran es muy alta, con el agravante de que aumenta la frecuencia de complicaciones y ellas generalmente exigen cirugía de urgencia con un mayor riesgo.

Realmente, la extracción de la vesícula biliar o Colecistectomía, es el tratamiento de elección. Hoy en día se realiza por la técnica de laparoscopia; un abordaje muy distinto al de la cirugía abierta.

La Colecistectomía es una cirugía que se realiza desde que Langenbuch, un cirujano alemán la practicara en Berlín en 1882 pero sólo hasta 1987 es realizada por la técnica laparoscopia por Mouret en Lion, Francia y posteriormente el desarrollo y consolidación de la técnica por Dubois en París. Luego de esto la técnica se ha difundido ampliamente en el mundo.

Las ventajas de la Colecistectomía Laparoscópica con respecto a la cirugía abierta son:
• Menos dolor luego de la intervención
• Más rápida recuperación
• Más precoz el inicio de la rutina laboral
• Más pequeñas heridas quirúrgicas
• Menor impacto estético por heridas quirúrgicas
• Más rápida tolerancia a la ingesta
• Menor tiempo de estancia en el hospital

Tags: , ,

Dejar comentario